jueves, 12 de febrero de 2015

Flores de Bach y nutrición VIII: Chicory, es por tu bien.

A todos nos gusta aportar salud y bienestar a nuestros seres queridos, haciendo algo por ellos o dándoles algún consejo útil que contribuya a su calidad de vida. Sin embargo, cuando entramos en un estado Chicory, esta contribución se convierte en imposición que, a menudo, termina por atosigar y molestar a aquellos a quienes queremos bien.

Y cuando hablamos de alimentación, el fastidio puede ser grande, pues los tipos Chicory sienten la imperiosa necesidad de programar las dietas de sus allegados, reprenderlos cuando comen algo que consideran inadecuado, y abrumarlos con directrices y consejos gratuitos. Pues tienen mucha información al respecto.

No lo pueden evitar. Las personas que padecen de esta tendencia necesitan cuidar de aquellos a quienes aman hasta el extremo de robarles la libertad de decidir sobre su alimentación, por su bien. Un íntimo miedo a no ser necesitados les induce a ello. Y, como consecuencia, demandan implícita o explícitamente que se les reconozca el esfuerzo, en caso contrario se sienten completamente defraudados.

La Achicoria ayudará a estas personas a amar al prójimo sin imponerle su opinión dietética, y respetando las opciones personales de cada uno. Y a confiar en que su amor por los demás y sus conocimientos les convertirá en referentes, haciendo que los de su entorno le pidan libremente consejo, el cual ellos estarán encantados de dar.

No hay comentarios: