Mi trayectoria


Mi relación con las terapias naturales empieza en 1997 en Australia, donde me encontraba viajando en una aventura que duró un año. Había vivido hasta entonces ajena al mundo de las energías, pero una noche en una cena de amigos, un grupo de neozelandeses me hicieron una torre de Reiki sobre la cabeza y ese fue para mí, aunque en ese momento no me diese cuenta, el inicio de mi camino en este sendero.

Unos meses más tarde, en Nueva Zelanda, estuve viviendo en una casa en la montaña con una estudiante de Homeopatía. Sin dinero y sin coche, no tenía muchas distracciones para pasar el día, a parte de ir a pasear por los prados, así que empecé a ojear algunos libros de Amy, entre ellos uno que hablaba de chakras y colores. Recuerdo con nitidez el momento en que el concepto de “cuerpo, mente y alma” tomó relevante significado dentro de mí, y la pequeña “iluminación” que eso supuso. No imaginé, en ese momento, que iba a acabar dedicándome a las terapias naturales, pero supe que había entrado en otro estado de consciencia, y que había un antes y un después de ese viaje.

De vuelta a Londres, en 1998, donde había estado viviendo un año y medio antes de partir para las antípodas, intenté desarrollarme en lo que pensaba que era mi profesión, el Trabajo Social, en la que me había formado en la Universidad en Barcelona, y para la que había realizado un par de voluntariados en Australia y Nueva Zelanda. Pero no fluyó. Así que en regresé a mi ciudad natal, Barcelona, conseguí organizarme un año sabático, y me apunté a un curso de tres años de Naturopatía en la escuela Naima. Me tomé el curso bastante en serio, con él me inicié en Fitoterapia, Reflexoterapia, Alimentación Natural, Anatomía y Fisiología, Cosmética Natural, e Iridología , pero finalizado el primer año, y añorando Londres, decidí volver a Inglaterra en 1999 y continuar estudiando allí, ya que en ese país este tipo de estudios estaban reglados y me parecían más rigurosos.

Sin embargo, una vez en Londres la vida me llevó a planear un viaje por Brasil, donde estuve unos meses, y a la vuelta a esa ciudad, en el año 2000, ese curso de Naturopatía realizado en Barcelona, junto con mi experiencia previa en comercios londinenses, me avaló para conseguir mi primer trabajo en el mundo de las terapias, como Assistant Manager en Culpeper, the herbalist, una tienda de Aromaterapia y plantas medicinales en el Covent Garden. Esa etapa constituyó un aprendizaje rápido para mí en Aromaterapia y en Flores de Bach, y fue durante ese año cuando empecé un curso de doce meses de Reflexoterapia en la British School of Complementary Therapies, avalado por la Association of Reflexologists.

En Mayo del 2001 una persona me habló de Fresh and Wild, una cadena de supermercados de productos biológicos en la capital británica. Sintiendo que mi aprendizaje en Culpeper había tocado techo, solicité y conseguí un puesto de trabajo en Fresh and Wild. Inicialmente me ubicaron en la sección de comida para llevar, lo cual suponía, en cierto modo, un retroceso puesto que mi interés estaba en el departamento de Natural Remedies, pero me dije que a veces hay que dar un paso atrás para poder avanzar. Así que después de unos meses preparando ensaladas y platos biológicos y vegetarianos en Food Service, conseguí un “ascenso” literal, ya que Natural Remedies estaba en el piso de arriba. Estuve en este departamento, en el que vendíamos unas 3000 referencias distintas, los dos años siguientes. Allí me familiaricé con la suplementación ortomolecular, recibí formación en diversas firmas de cosmética natural, y pude aplicar y ampliar mis incipientes conocimientos en fitoterapia, Aromaterapia, terapias florales y alimentación natural.

En Agosto del 2001, finalicé mi curso de Reflexoterapia, y empecé a practicarla remuneradamente con amigos y conocidos. Pero para conseguir un buen rodaje y poder ver muchos pies, se me ocurrió ofrecerme como voluntaria en el Swiss Cottage Community Centre, donde había visto que había una terapeuta de Reiki. En realidad no era un voluntariado estricto ya que se pedía una aportación mínima de 7 libras a los clientes, así que empecé a ejercer un día a la semana en este centro social, paralelamente a mi trabajo en Fresh & Wild.

En Septiembre del 2001, cuando Londres, y todo el planeta estaba consternado y asustado por el atentado de las torres gemelas, el Reiki, el cual me había interesado durante años, llegó a mí. Me inicié en el primer nivel de este sistema de sanación en la escuela de adultos Morley College, en un curso de 5 semanas, con Rhonda Blunden como Maestra, y me aportó tanta serenidad en un momento tan conflictivo, que decidí que era un camino que también quería seguir. Así que realicé el segundo nivel con Rhonda en el año posterior, y el tercer nivel con la maestra Haruko Terada al año siguiente.

Por otro lado, mi positiva experiencia en el Morley College me llevó a seguir estudiando, y allí cursé dos años de Francés (idioma que había estudiado de los 6 a los 13 años) y un curso pre-universitario de Anatomía y Fisiología, durante los años 2002 y 2003.

También en 2002, en mi entusiasmo por aprovechar la magnífica, asequible, y conveniente oferta formativa de Londres, y queriendo completar mi formación en el aspecto más psicológico, cursé en el Westminister Adult Education Service los niveles introductorio e intermedio de Counselling, una terapia habitual en los países anglosajones, aunque no tanto en nuestro país. El counselling me enseñó la importancia de la escucha en cualquier contexto terapéutico, y aprendí herramientas y habilidades para la misma. Aunque no llegué a cursar los niveles posteriores, que me hubiesen diplomado como terapeuta en este tipo de terapia, integré estas herramientas en mi práctica de Reflexo y posteriormente en las otras terapias que practico.

Para finales de ese mismo año, mi pequeña consulta como Reflexóloga en el Swiss Cottage Community Center había prosperado, contaba con lista de espera, había dado una charla promoviendo la Reflexoterapia, y había organizado una exposición con motivo de la semana mundial de la Reflexoterapia, por lo que la dirección de ese centro me propuso contratarme un día a la semana para organizar y gestionar un servicio de terapias complementarias dentro del mismo. Así creé Holistic Care, para el cual contraté a una dietista, una quiromasajista, una sanadora, y con la reikista que ya estaba practicando formé el equipo de este servicio que ofrecía terapia alternativas a un módico precio para un público con escasos recursos. Esta experiencia constituyó un aprendizaje sobre cómo crear y organizar un departamento, además de conseguirme una mención en un periódico local.

Percibiendo que estaba echando raíces en Londres, algo que nunca pretendí, decidí en otoño del 2003 volver a casa, a Barcelona, para enraizarme allí. Aterricé en una herboristería llamada Esperit d’Herbes donde conseguí un trabajo a media jornada durante unos meses, y que me sirvió para ponerme al día respecto a las firmas españolas de fitoterpia, suplementación y alimentación natural, además de familiarizarme con los usos naturistas de mi ciudad, no siempre idénticos a los de Inglaterra.

Pero el “travelling bug” me mordió de nuevo y, aprovechando que no estaba del todo instalada en Barcelona, me fui a recorrer el Camino de Santiago (algo que tenía pendiente) en la primavera del 2004, durante cinco semanas. A la vuelta, y siguiendo un plan que había gestado antes de marchar de Inglaterra, conseguí una entrevista para trabajar en el balneario de Caldes de Boí, en la provincia de Lleida. En principio necesitaban quiromasajistas, técnica que yo no había estudiado, pero casualmente había una vacante en la recepción del Spa, y ya les venía bien que yo fuese Reflexóloga y Reikista. Así que pasé los meses de verano, Julio, Agosto y Septiembre, entre manantiales de aguas termales y valles, en las faldas de los Pirineos. Además de atender la recepción y practicar Reiki y Reflexoterapia, impartí un curso de una semana sobre esta técnica para los terapeutas que allí se hallaban trabajando. Fue una experiencia profesional y personal extraordinaria.

De vuelta a Barcelona y habiendo aprendido que en esta ciudad también existía formación de calidad en mi sector, me matriculé en la escuela CENAC, Centro de Estudios de Naturopatía y Acupuntura, en estas dos terapias. Consistía en un curso de tres años, más otro año de prácticas, lo cual suponía un compromiso más a largo plazo, así que me instalé en Barcelona dispuesta a ampliar mis conocimientos en este mundo en el que, a esas alturas, estaba ya completamente sumergida. Y habiendo aprendido en Caldes de Boí que el quiromasaje era una herramienta muy valiosa a la hora de conseguir trabajo dentro del mundo de las terapias, decidí matricularme también, ese mismo curso 2004-2005, en el Heilpraktiker Institut, para aprender dicha técnica.

Al mismo tiempo entré a trabajar en Veritas, versión catalana de Fresh & Wild, aunque con bastantes diferencias. Del mismo modo que sucedió en Londres, en Veritas me ubicaron inicialmente en un departamento de menos interés, las cajas, asegurándome que, en cuanto hubiese una vacante me pasarían a lo que ellos llamaban “Complementación” departamento análogo Natural Remedies. Pero las vacantes en ese departamento estaban muy solicitadas y el ascenso nunca llegó. Así que después de cinco meses en los que, además, estaba llevando a cabo dos cursos diferentes y los cuales necesitaban más dedicación, decidí prescindir por unos meses del trabajo, y vivir de unos pocos ahorros hasta que acabase el curso. El período de Veritas me sirvió para seguir ampliando mis conocimientos en cuanto a firmas de alimentación natural y biológica, así como firmas de cosmética natural y suplementación.

En verano del 2005, un compañero del curso de quiromasaje me propuso trabajar en el centro de terapias que él y su mujer estaban a punto de abrir, y así fue como entré en Natural, centre de terapies per a la salud i el benestar, empleo que pude combinar con mis estudios, y que mantendría durante tres años. Este centro supuso una magnífica oportunidad de poner en práctica todo aquello que había aprendido hasta entonces, así como lo que iba aprendiendo en los estudios que estaba cursando durante aquel tiempo. Además, me inicié en la práctica de los rituales de spa, aplicación de envolturas y mascarillas, tratamientos faciales y corporales, y aparatología, recibiendo formación de las distintas casas comerciales con las que trabajábamos.

Durante el curso 2005-2006 estudié también Drenaje Linfático Manual en la escuela ISMET y cursé monográficos de Auriculoterapia y Chakra-terapia y Chakra-diagnóstico en las escuelas CENAC y Heilpraktiker respectivamente.

Durante el curso 2006-2007, a la vez que ampliaba mi ámbito de acción en Natural (en la medida que iba acabando cursos), cursé monográficos de Flores de Bach y Tuina.

A finales del 2007, con mis Diplomas de Naturopatía y Acupuntura colgados en la pared de la consulta del Natural, empecé a pasar consulta como acupuntora y naturópata, y sobretodo en asesoramiento dietético, apoyada por las prácticas clínicas que desarrollaría durante ese curso en la Clínica de Naturopatía y Acupuntura del CENAC. Escribí mi tesis de Naturopatía sobre la adicción a los dulces y la estrategia  naturista para combatirla, tesis que pude exponer públicamente pues participé como ponente en el Congreso ECONAT de Terapias Naturales en Madrid, en Septiembre del 2008.

Después de cuatro años sin prácticamente salir del país, en un intenso período de aprendizaje y desarrollo profesional, sentí que era el momento de desplegar mis alas de nuevo, pero esta vez uní trabajo y placer. Así que en Agosto del 2008 y viajé a Hanoi, en Vietnam, donde cursé 120 horas de prácticas de Acupuntura en el Vietnam National Institute and Hospital of Acupuncture. Las experiencias en este hospital fueron tan sorprendentes que sentí la necesidad de plasmarlas para que no quedasen en el olvido. Así nació www.terapiesannaorench.blogspot.com blog donde he ido escribiendo mis experiencias laborales más memorables, así como artículos relacionados con las terapias naturales desde entonces hasta la fecha.

A la vuelta de Vietnam, me embarqué, literalmente, en otra aventura profesional, a bordo del crucero Azamara Journey, dentro del programa Point of Wellbeing, Acupunture at Sea, gestionado por Steiner Transocean, como la acupuntora del Spa del barco. Con un contrato de 6 meses y sin sueldo base, navegué a lo largo y ancho del Mediterráneo, surqué el Océano Atlántico hasta el Mar Caribe, crucé el Canal de Panamá hasta las costas del Pacífico e hice todo el camino de vuelta, pasando por 17 países, mientras aliviaba con bastante éxito los achaques de los cruceristas con mis agujas. Esta increíble experiencia (que además resultó ser bastante lucrativa, a pesar de depender únicamente de comisión y propinas) quedó también reflejada en mi blog, ya que me brindó inolvidables y valiosas vivencias profesionales (y personales) y mucho rodaje como acupuntora.

Una vez en tierra, y habiendo declinado la propuesta de Steiner de otro contrato de 6 meses, (nunca conseguí superar el mareo provocado por el vaivén del barco), acepté una oferta de trabajo en el Spa Qualia de Figueres, perteneciente a la misma familia que creó el Natural donde había trabajado durante tres años antes de embarcar en el Journey. De modo que me instalé en Figueres y me dispuse a seguir desarrollándome como terapeuta en el marco de otro Spa. Durante este tiempo, terminé las horas que tenía pendientes de prácticas para conseguir mi diploma como Graduado en Naturopatía y Acupuntura.

Sin embargo, la experiencia en Qualia, aunque valiosa ya que aprendí más rituales corporales y faciales y pasé consulta como terapeuta, duró apenas unos meses ya que se me cruzó otra oportunidad en el camino. Desde que viví en Londres, intuí una vocación docente latente en mí, que ya había podido explorar dando monográfico en el Swiss Cottage Community Center, así como el curso de Reflexoterapia en Caldes de Boí, o impartiendo seminarios sobre Medicina Tradicional China en el crucero, pero después de asistir a una presentación de una casa comercial, en que me impactó la puesta en escena de las formadoras, supe que tenía que desarrollar ese potencial mío en el campo de la formación. Ese mismo día, providencialmente, cayó en mis manos una revista donde se anunciaba la vacante como formadora nacional e internacional para la firma de cosmética 100% natural basada en Aromaterapia, Alqvimia. El anuncio parecía estar escrito para mí, ya que mi perfil encajaba perfectamente en la descripción, y en cuestión de unas semanas me encontraba formado parte del equipo de esta casa.

En mi vida profesional hay un antes y un después de Alqvimia. Aunque tuve que renunciar a pasar consulta, ya que mis constantes viajes no me permitían un seguimiento a clientes, Alqvimia me brindó la oportunidad de especializarme en Aromaterapia, conocer un modo de trabajo genuino basado en la Kinesiología y la Radiestesia, conocer las formas de trabajo de profesionales de otros países (Hong Kong, Taiwán, Bulgaria, Senegal, Portugal, Holanda, Malasia), así como sus culturas ya que me desplacé a dichos lugares para impartir cursos, y aprender a llevar un departamento y un equipo, puesto que al cabo de unos meses pasé a ser la Responsable de Formación. Visité numerosos centros de terapias, salones de belleza, spas de todo el mundo, y conocí innumerables profesionales que compartieron conmigo su experiencia y sabiduría, contribuyendo a la mía. Me realicé en el ámbito de la docencia, desarrollé mi creatividad ideando nuevos rituales y creando nuevos documentos y material didáctico, y sufrí una transformación alquímica como persona, que sería necesaria para la siguiente etapa.


Porque, aunque durante ese tiempo continué mi vinculación con las terapias asistiendo a talleres de Sotai-ho y Sokushindo, en CENAC, de Masaje para pacientes con Fibromialgia en Estéticmón, así como a diversos seminarios en Reflexoterapia y cáncer (ISMET), Fitoterapia China (LAO DAN) y Stiperpuntura (Zen Long), llegó un momento en que me hizo mucha falta el trabajo en consulta, y decidí dar por finalizada mi etapa en Alqvimia, para llevar a cabo otro proyecto largamente gestado: abrir mi propio centro de terapias.


A sabiendas de que ese era un compromiso a largo plazo que, durante un tiempo, me impediría demasiada movilidad geográfica, decidí, antes de embarcarme en esa aventura empresarial, otorgarme otra pequeña aventura, más lúdica, y viajé durante tres meses por latinoamérica.



Lo que tenía que ser un viaje de placer se convirtió en un viaje interior de reencuentro con aspectos de mi persona que había olvidado, y sobretodo un encuentro impactante con la energía de la Pacha Mama (Madre Tierra) en el altiplano andino. Todo ello me otorgó la integridad y la fuerza necesarias para, al volver a Barcelona, lanzarme como una bala a manifestar mi tan mentalmente elaborado proyecto, el T.A.O.


Teràpies Anna Orench (T.A.O.) nació el 1 de Mayo del 2012, no sólo gracias a la Pacha Mama y a mis sueños, sino también a la ayuda de, prácticamente, todos los que me han rodeado en el proceso. Se haya ubicado en el barrio Barcelonés de la Barceloneta, y cuenta con una recepción-zona de venta, una pequeña sala de paso que hace las veces de consulta y una cabina de terapias. Aquí ofrezco todo lo que he aprendido a lo largo de mi trayectoria profesional respecto a terapias naturales y rituales de salud, y cada día supone un reto y un nuevo aprendizaje.


T.A.O., lejos de encarcelarme entre cuatro paredes (como era un poco mi temor), me ha abierto a un amplio espectro de experiencias terapéuticas con mis clientes, así como con otros terapeutas que han venido al centro a ofrecer intercambios. El vecindario ha acogido el proyecto de manera amistosa y se están gestando colaboraciones con algunas entidades del barrio. Practico mis idiomas, puesto que parte de mi clientela la forma el turismo, y vuelvo a estar en contacto con marcas comerciales y escuelas de terapias de las que me nutro con formaciones y a través de la colaboración comercial que tenemos.

Planeo para T.A.O. la integración de otros profesionales y formas de terapias en el proyecto, dentro y fuera de su espacio físico, tanto en el marco de la Barceloneta, así como en un contexto más amplio, dada su vinculación con visitantes y profesionales de otros lugares. Y en último término, aspiro a su participación activa en una nueva forma de economía mundial, inevitable dados los acontecimiento sociales y políticos que estamos presenciando, que lo integre en un muy esperado nuevo paradigma de vida.


13 comentarios:

Marisol Dy Sanchez dijo...

Linda trayectoria! Te felicito mucho. Saludos

Thertux dijo...

Impresionante la trayectoria. A que edad empezaste a formarte en todo esto?
Antes eras trabajadora social con lo cual ya tendrías unos 2x.

Anna Orench dijo...

Hola Thertux,

Disculpa de responda tan tarde a tu comentario, apenas me estoy poniendo al día con todo, ya que acabo de abrir un centro de terapias y te puedes imaginar, estoy pendiente de muchas cosas.

Respondiendo a tu pregunta, acabé la diplomatura en Trabajo Social en Barcelona a los 21, casi 22, y a los 23 recién cumplidos me fui a vivir a Londres. A los 24 viajé a Australia y mi primer contacto con el mundo de la sanación fue en ese país, como comento en el texto, cuando yo acababa de cumplir los 25. Este verano cumplo 40, por lo que han sido 15 años de trayectoria hasta ahora. Y espero que muchos mas!! Un saludo.

livvelula dijo...

Hola Anna! Estoy buscando un centro en Barcelona para estudiar naturopatía, ya que me interesa mucho este tema,y estoy un poco indecisa entre cenac y heilpraktiker. Cuál me recomendarias? Un saludo

Anna Orench dijo...

Hola livvelula,

Pues yo he estudiado en los dos centros y ambos tienen larga trayectoria en cuanto a Naturopatía. Te diría que Heilpraktiker tiene una orientación más tradicional, y Cenac más clínica. Mi consejo es que visites ambos, te leas el programa de cada uno y decidas.

Suerte!

Yawara dijo...

Para Naturopatía y Homeopatía, Heilpraktiker. Para acupuntura, quizás Cenac

Elia dijo...

Hola,
estoy interesada en realizar un urso de fitoterapia en barcelona y mi duda es si CENAC o Heilpraktiker. Respecto a esta materia tienes alguna recomendación. Gracias

Anna Orench dijo...

Hola Elia, respecto a tu pregunta sobre Fitoterapia, puedes consultar el programa de la escuela Vipassana (http://www.vipassana.es/curso_fitoterapia.htm) o bien Ismet, Cenac, o Heilpraktiker, que son las escuelas grandes en Barcelona.

Un saludo,

Anna O.

Anónimo dijo...

Q quieres decir q heilpraktiker p acupuntura tiene un enfoque tradicional? Quiero estudiar acup y tengo mil dudas entre estos dos centros tb

Rosa Agulleiro dijo...

Hola Anna,
Y sobre estudiar naturopatia on-line para abrir mi propia consulta q opinas? Me recomiendas algun centro
Muchas gracias y felicidades por tu trayectoria

Anna Orench dijo...


Hola, acabo de ver vuestros ultimos comentarios.

Con lo de tradicional, con respecto a Heilpraktiker, me refiero a que, al menos cuando yo estudiaba, los profesores eran naturopatas o herbolarios. En Cenac los profesores son casi todos médicos, fisioterapeutas, psicologos, etc, con orientacion naturista.

Rosa, lo de estudiar Naturopatia on-line, por qué no, si realmente le dedicas tiempo y encuentras un buen programa. Cenac ofrece formacion on-line. Como en muchos estudios, a parte de la formacion académica que puedas recibir, depende mucho de tu implicacion y busqueda de experiencia fuera de la escuela, es decir, que lo vivas e integres. En cuanto a abrir consulta, yo te animo, si tienes ganas, pero manten una actitud realista con respecto a las posibilidades.

Un saludo a todo/as.

Anna O

rossi dijo...

Que hermosa historia de vida.....un abrazo de admiración y respeto, desde Cartagena de Indias Colombia...!!Namaste!!

Anna Orench dijo...

Gracias Rossi, Colombia me trae muchos recuerdos! Un abrazo fuerte y gracias por el comentario.