miércoles, 4 de junio de 2014

Flores de bach y nutrición IV: Centaury, lo que no va a la basura, va a la cintura

Siempre recuerdo una escena de una película protagonizada por Sofía Loren, "Una jornada particular", en la que la diva italiana, en su papel de ama de casa, queda sola en el comedor con los restos del desayuno de toda la familia, y vaciando el contenido de varias tazas a medias abandonadas en la mesa, se compone una taza de café para ella. Típico Centaury. 

Ser un "felpudo" humano puede manifestarse de muchos modos, pero dada la clara vinculación existente entre la alimentación y el plano emocional, es muy fàcil que adquiramos y consolidemos hábitos y prácticas que delaten esa tendencia a dejarse pisar o, cuando menos, a priorizar los intereses ajenos, en detrimento de los propios.

Es el caso de la madre que, por no tirar la comida, almuerza las sobras de la familia; de la persona que, estando a dieta, la rompe porque su pareja quiere ir a cenar a un italiano; o del que está intentando prescindir de los dulces, pero siente la "presión social" de comer tarta en un cumpleaños, para no sentirse juzgado. En cualquier caso, revela una situación de subyugación que se refleja en la mesa, y que no es culpa, realmente, de la presencia de un tirano en nuestras vidas, sino más bien de una falta de autoestima y de determinación.

La Centaurea nos aporta el suficiente amor propio y serenidad como para encontrar un equilibrio justo entre las prioridades de los demás y las nuestras, recordándonos que el bienestar de los que tenemos alrededor depende directamente del nuestro propio, pues si no estamos felices y tranquilos, poco podemos ofrecer.

Consulta on-line de Flores de Bach en http://www.tao.cat/es/consultes-online/

No hay comentarios: