miércoles, 16 de agosto de 2017

Geranio en esencia

Nos es muy familiar. Siempre hemos visto geranios en los balcones y ventanas de nuestros pueblos y ciudades, alegrando y dando color a las calles. Pero, a pesar de ser una planta común, su aceite esencial entraña un valioso y diverso abanico de virtudes tanto en el campo de la perfumería como de la cosmética, así como un interesante conjunto de propiedades terapéuticas.


Encontramos distintas variedades de esta planta, como la Pelargonium graveolens, la Pelargonium odoratissimum, la Pelargonium roseum o la Pelargonium asperum CV Egypte. Sin embargo, el aceite essencial proviene a menudo de un híbrido entre la Pelargonium capitatum y la Pelargonium radens.

Es originaria de Sudáfrica aunque se ha cultivado tradicionalmente en Egipto, Marruecos, Algeria y  La Reunión. Actualmente, China y Rusia son grandes productores. Es una planta de un metro y medio de altura, aproximadamente, de hojas verdes y flores rosas, rojas o blancas, y su aceite esencial se extrae por destilación al vapor de las hojas o de la planta entera. Rico en alcoholes y esteres, es un aceite esencial muy utilizado en perfumería por su fragante aroma.

En la Isla de La Reunión se produce la variedad de aceite esencial Bourbon, la más exquisita, conocida como "rosa geranio", por su similitud a la rosa. De hecho, en el mundo de la Aromaterapia, el aceite esencial de Geranio Bourbon se considera como la "rosa de los pobres", y a menudo se utiliza para alargar el aceite de Rosa (reina de los aceites esenciales y muy costosa), ya que la primera es bastante más asequible. Ambos aceites se encuentran, según el antiguo herborista inglés Culpeper, bajo la influencia de Venus, que les otorga características marcadamente femeninas.

Entre sus múltiples propiedades destaca, de entrada, su acción hemostática y cicatrizante, por lo que se usa en casos de hemorragia (epistaxis, hemoptisis, hematemesis, metrorragia, hemorroides), capilares rotos, angiomas y cortes sangrantes, en aplicación local mediante cataplasmas o masaje (diluída). Su acción diurética es igualmente remarcable, ayudando en la retención de líquidos, a lo que se suma su influencia sobre el sistema linfático, potenciando la liberación de agua, y haciéndolo particularmente útil en el tratamiento de la celulítis, así como en inflamación de las articulaciones.

Actúa igualmente sobre las glándulas suprarrenales, vinculadas a la secreción hormonal, por lo que constituye también un importante equilibrador del sistema reproductor femenino. Su acción, no menos importante, sobre el sistema nervioso, lo hace imprescindible en casos de tensión premenstrual, tanto a nivel físico como emocional, pues ayuda a recuperar la confianza en si misma.

A su poder cicatrizante se añade una acción reguladora de la grasa cutánea, lo que, a nivel cosmético, lo hace apto para cualquier tipo de piel, tanto seca como grasa, y muy valioso para cualquier tipo de afección cutánea, desde acné hasta urticaria, pasando por la rosácea, capilares rotos (no olvidemos su efecto hemostático), micosis o candidiasis facial. Por los mismos motivos, es muy útil en preparados capilares, por su regulación del sebum. En cosmetología se utiliza también, en forma de crema o mezclado con un aceite portador, para tratar las estrías.

Por último, el geranio es un gran repelente de insectos, motivo por el cual lo vemos, desde el tiempo de nuestras abuelas, en ventanas y balcones, protegiendo nuestras casas de pequeños invasores.

Enfin, conociendo todas sus virtudes, la próxima vez que paseemos bajo un balcón bordado de estas coloridas flores, seguro que las miramos con otros ojos.



Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal