lunes, 17 de febrero de 2014

Flores de Bach y nutrición 2: Aspen, con los nervios en el estómago

Encuentra el contenido de este artículo en Naturofilia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy interesante la relación cerebro e intestinos, no me había fijado nunca en la similitud, en cuanto a su forma. No sé mucho sobre las flores de bach, hay tanto que descubrir y tan poco tiempo...

MONICA DELGADO HERNANDO dijo...

He descubierto tu blog por casualidad y me lo he leido del tiron. Resulta muy inspirador!!!