martes, 5 de agosto de 2008

"House en las misiones"



Estoy en Hanoi, capital de Vietnam. He venido a hacer un curso de acupuntura en un hospital publico. Voy a estar tres semanas, llevo 2 dias y, antes de que me acostumbre a esto quiero plasmar las primeras impresiones de recien llegada.

Por suerte el Jet-lag no me ha dado muy duro ya que venia de dos meses super estresantes en Barcelona, y de dos dias de viaje sin dormir bien, asi que al llegar, aguante hasta la noche para dormir de un tiron. Funciono ya que mis biorritmos se han ajustado al nuevo horario y tengo la cabeza fresca.

Lo primero que me vino a la mente cuando llegue al hospital fue una imagen de pelicula de misioneros: un edificio en estado decadente, colas de enfermos, gritas, olor a humedad y confusion general. A parte de que, ni en el departamento internacional habla nadie ingles. Aqui se da una cuenta de que este latin del siglo XXI no llega a todos los recodos del planeta.

El Dr. Dong es un joven crack de la acupuntura, habla ingles, chapurrea espanol, y se mueve con agilidad de un paciente a otro mientras el grupo de estudiantes le seguimos apresurados. Me doy cuenta de que el concepto de modales en estos lugares del mundo no es el mismo que en occidente por su forma de hablarnos y porque habla por el mobil mientras atiende a sus pacientes, o en medio de cualquier explicacion. Nos observo, perseguiendole de sala a sala, con nuestras batas de medico que nos quedan grandes (en todo el sentido de la palabra), encajando su brusquedad oriental y no puedo evitar pensar en House.

Por de pronto solo observo, los otros llevan ya una semana pero tampoco han hecho mucho mas. En principio yo tenia que hacer este curso sola y en ingles, pero por algun motivo me ha metido en este grupo, que esta bien, pero creo que seria mas interesante del otro modo. Vere si hablo con el. De momento me conformo con empaparme del ambiente, contrastar, escuchar, oler, intentar entender, en fin, es mucha informacion para empezar.

No hay comentarios: